Más voz de la madre, menos ruido en la UCIN

bebe
Vineta Fellman (Vineta.Fellman@med.lu.se)
Department of Clinical Sciences, Lund, Pediatrics, Lund University, Lund, Sweden. Clinicum, Pediatrics, University of Helsinki, Helsinki, Finland.
Acta Paediatrica 2017 Vol 106; Nro. 8 Pag 1212 – 1214
Este número de Acta Paediatrica contiene una interesante revisión sobre el efecto de voces materna en recién nacidos por Filippa et al. (1). La revisión propone con fuerza que si las intervenciones de voz materna tienen efectos beneficiosos sobre la fisiológica y estados conductuales a corto plazo sobre el desarrollo de los lactantes prematuros en unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN).
Hay muchas creencias y sugerencias acerca de cómo mejorar el bienestar y el desarrollo neurocognitivo de los recién nacidos prematuros, proporcionando la voz de la madre con un tiempo limitado a la exposición, ya sea cuando la madre está presente o al jugar con su voz grabada.
La principal conclusión de esta revisión fue que los bebés que fueron expuestos a voces de su madre eran más estables que las que no lo eran. Hasta el momento no existen estudios que hayan reportado el efecto de la duración de la exposición.
De los 15 estudios incluidos en esta revisión variaron considerablemente con lo que se refiere al diseño del estudio, ya que sólo seis de ellos eran ensayos controlados aleatorios. Además, las intervenciones van desde varios segundos a 45 minutos y los tipos de la voz materna incluyeron el habla, el canto y la lectura (1). No se pudieron obtener conclusiones acerca de los efectos a largo plazo de la exposición de voz materna a corto plazo durante el periodo neonatal. Esto no es sorprendente ya que hay muchos factores que pueden afectar el resultado.
El estudio de Filippa et al. revela los principales problemas en el campo, a saber, cómo examinar las intervenciones de acción corta y tantas medidas de resultado y cómo alcanzar una conclusión basada en una intervención en tal ambiente multifactorial con tan pocos sujetos estudiados. Los autores decidieron evitar un enfoque multisensorial, lo cual es comprensible, pero esto debe considerarse una inconveniente.

En realidad, no es posible considerar la grabación estando presente la voz de la madre y hablando como intervenciones similares, ya que hay diferencias claras y otros factores que son importantes para el niño. Por ejemplo, cuando la madre está presente, el niño está expuesto a ella con olfato, el tacto y los latidos del corazón, goza de la interacción piel a piel y hay un diálogo entre la madre y el niño.

Su presencia personal también da lugar a variaciones en las características de la voz y la fonética en respuesta a las expresiones del bebé para el dolor, angustia o placer. Una voz grabada no puede sustituir dicha actividad materna personal que cuenta con tantas características sensoriales. Algunos estudios han demostrado el efecto del olor materno en el recién nacido prematuro, principalmente en relación con el alivio del dolor, el uso de leche materna o de líquido amniótico como un estímulo (2). Uno podría especular que el olor sería un sentido importante durante la transición de fetal a la vida postnatal, incluso más importante que la percepción auditiva, debido a la gran corteza olfativa y al nuevo ambiente con una multitud de diferentes olores no presentes en la matriz.
Podemos concluir a partir de la investigación realizada hasta el momento, la cual fue confirmada por el examen actual, que la voz de la madre hace una huella, una huella de memoria en la red cortical inmadura durante la vida fetal. Un estudio mostró que jugando con palabras varias veces para el feto, evaluó el efecto después del nacimiento usando eventos auditivos relacionados con potenciales los que mostraron que el recién nacido reconoce las palabras, al menos neuro fisiológicamente (3). En varios estudios, la exposición postnatal a la voz de la madre ha sido asociado con la mejora de las medidas fisiológicas, como la reducción de episodios de bradicardia, apnea y periodos de desaturación (4).
Pero ¿cómo podemos definir la respuesta beneficiosa? ¿Es medida por la menor privación de la presencia de la madre o por un efecto positivo directo? ¿Cómo debemos delimitar la diferencia del efecto entre un ambiente de la UCIN negativo y una intervención positiva, que es una cuestión que se abordó en otra revisión (3)? Los autores de la revisión actual también confirman que este tipo de estudios requieren determinantes bien definidas y condiciones de ajuste claros (1). En la revisión por Filippa et al. no se registró el uso de sedantes u opioides que eran muy comunes en los primeros pocos años del periodo de estudio seleccionado de 2000-2015. Los resultados del estudio NEOPAIN (5), publicado en 2004, mostró que el uso rutinario de la morfina en los bebés prematuros no estaba justificado y esto resultó en un cambio lento en la práctica clínica junto con mejoras en el soporte respiratorio. Ahora la mayoría de los prematuros sometidos a cuidados intensivos no reciben medicamentos para deprimir su centro y la actividad del sistema nervioso, y esto significa que son más receptivos a los estímulos sensoriales y auditivos.
El desarrollo de la moderna atención centrada en la familia en la UCIN significa que los padres pueden estar presentes en la mayor parte del tiempo y definitivamente pasan más tiempo con sus hijos que durante los estudios realizados hace 10 años. Esta nueva tendencia dará a los investigadores la oportunidad de estudiar a corto plazo efectos fisiológicos de la voz materna registrada en una forma estandarizada durante los períodos en que la madre no puede estar presente en la UCIN. Si esto resulta ser beneficioso, a continuación, un efecto positivo sobre el bienestar de la madre también puede esperarse ya que la madre va a saber que su bebé es estable mientras que ella tiende a otras responsabilidades fuera de la UCIN.
Los estudios futuros se espera que proporcionen las respuestas a las preguntas. Los estudios en curso que evalúan el efecto de la madre cuando habla o canta durante el método canguro también clarificará qué tipo de estímulos auditivos son más beneficiosos tanto para el bebé como para los padres.
Referencias
  1. Filippa M, Panza C, Ferrari F, Frassoldati R, Kuhn P, Balduzzi S, et al. Systematic review of maternal voice interventions demonstrates increased stability in preterm infants. Acta Paediatr 2017; 106: 1220–9.
  2. Kücük Alemdar D, Kardas Ozdemir F. Effects of Having Preterm Infants Smell Amniotic Fluid, Mother’s Milk, and Mother’s Odor During Heel Stick Procedure on Pain, Physiological Parameters, and Crying Duration. Breastfeed Med 2017. https://doi.org/10.1089/bfm.2017.00…. [Epub ahead of print].
  3. Partanen E, Kujala T, Näätänen R, Liitola A, Sambeth A, Huotilainen M. Learning-induced neural plasticity of speech processing before birth. Proc Natl Acad Sci USA 2013; 110: 15145–50.
  4. Rand K, Lahav A. Impact of the NICU environment on language deprivation in preterm infants. Acta Paediatr 2014; 103: 243–8.
  5. Anand KJ, Hall RW, Desai N, Shephard B, Bergqvist LL, Young TE, et al. NEOPAIN Trial Investigators Group. Effects of morphine analgesia in ventilated preterm neonates: primary outcomes from the NEOPAIN randomised trial. Lancet 2004; 363: 1673–82.
Anuncios

Algoritmos funcionales en trastornos gastro-intestinales se centran en la detección temprana, apoyo a los padres y las estrategias nutricionales

Vandenplas, Y., Benninga, M., Broekaert, I., et al. Functional gastro-intestinal disorder algorithms focus on early recognition, parental reassurance and nutritional strategies. Acta Paediatr, 105: 244–252. doi:10.1111/apa.13270

Hasta 50% de los lactantes presentan síntomas de la regurgitación, el cólico infantil y / o estreñimiento durante los primeros 12 meses de vida. Aunque a menudo se clasifican como trastornos funcionales, hay una superposición con la alergia a la leche de vaca. Presentamos algoritmos prácticos para el manejo de este tipo de trastornos, en base a la evidencia existente y consenso general, con especial énfasis en la atención primaria de salud. El manejo consiste en el reconocimiento temprano de los signos de advertencia de la enfermedad orgánica, apoyo a los padres y las estrategias nutricionales.

Aunque los trastornos gastrointestinales funcionales (TGIF), tales como la regurgitación, cólicos del lactante y el estreñimiento, se consideran condiciones benignas, que se producen en hasta el 50% de los niños y son a menudo frustrante para los padres y cuidadores. Cada uno de estos TGIF ocurre en el 20-25% de los niños, que pueden presentarse con una combinación de síntomas.

Síntomas gastrointestinales funcionales se consideran condiciones transitorias, auto-limitadas. Sin embargo, los datos limitados sugieren que los síntomas tales como cólico infantil pueden estar asociados con el dolor abdominal recurrente, migraña, trastornos alérgicos, trastornos del sueño y el comportamiento de mala adaptación, tales como la agresividad, más tarde en la vida.

El consenso Roma III ha propuesto criterios de diagnóstico para estos síntomas, pero no para el manejo de los mismos. Los síntomas gastrointestinales funcionales no son una razón para dejar de amamantar y casi la mitad de todos los bebés que son alimentados con fórmula tienen al menos un cambio de fórmula debido a los síntomas gastrointestinales durante sus primeros seis meses de vida. Esto refleja la ansiedad de los padres y la búsqueda de un remedio tanto por los padres y los médicos. El curso natural de estos síntomas es que desaparezcan espontáneamente.

Los niños con alergia a la leche de vaca (APLV) pueden presentar uno o más de los síntomas anteriores y la discriminación clínica entre TGIF y APLV puede ser un desafío clínico. Los síntomas de la APLV no son específicos  y es difícil para los proveedores de atención primaria para diagnosticarla. Por lo tanto, la terminología preferida es “los síntomas relacionados con la leche de vaca”, ya que esto no hace diferencia entre TGIF y APLV como la causa de los síntomas. Debido al impacto a largo plazo de un diagnóstico de la APLV en la salud posterior, como un mayor riesgo de otras enfermedades o manifestaciones atópicas, este diagnóstico sólo podrá ser realizado por especialistas como alergólogos pediátricos o gastroenterólogos con experiencia adecuada. El asma, la rinitis alérgica y eczema son más comunes en los niños con antecedentes de APLV que se esperaría en la población general. Mientras que la prevalencia de por vida de auto-reportes de APLV es del 6% (5.7 a 6.4), la prevalencia de la misma definida por una prueba de provocación positiva es sólo el 0,6% (0,5-0,8).

Este documento da consejos prácticos que permitirá a los proveedores de atención primaria para reconocer y manejar TGIF común y los síntomas relacionados con la leche de vaca en los lactantes, con mayor eficacia. Las recomendaciones y algoritmos prácticos se han desarrollado y discutido. Estos pueden tener que adaptarse para tener en cuenta las circunstancias locales y las situaciones individuales de los pacientes.

Continuar leyendo articulo original: Functional gastro-intestinal disorder algorithms focus on early recognition, parental reassurance and nutritional strategies.

Corioamnionitis en la patogénesis de la lesión cerebral en infantes pretérminos

Vann Chau, MD et al.Clin Perinatol 41 (2014) 83–103

CORIOAMNIONITIS Y PREMATURIDAD

La corioamnionitis se refiere a una inflamación del tejido placentario, ya sea de origen fetal o mixta (espacio coriodecidual) o únicamente de origen fetal (membranas corioamnióticas, Líquido amniótico y cordón umbilical). Se cree que la mayoría de las infecciones ocurren a través de un proceso ascendente a lo largo de la cavidad uterina, aunque sólo unos pocos casos positivos de cultivo pueden documentarse.

Los patógenos que son más comunes Asociadas con corioamnionitis son de baja virulencia y conducen a procesos de inflamación subclínica. Estos patógenos incluyen Ureaplasma urealyticum y Mycoplasma Hominis y se detectan mejor con nuevas técnicas como la reacción en cadena de la polimerasa. Dadas las asociaciones entre polimorfismos en genes inmunorreguladores y Corioamnionitis, se ha sugerido que tanto el sistema inmune materno y fetal Juegan un papel importante en el desarrollo de corioamnionitis.

En los Estados Unidos, la incidencia de partos prematuros sigue aumentando a pesar del notable progreso en la atención prenatal, representando entre el 12% y el 13% de todos los nacidos vivos. El nacimiento de los hijos pretérminos supone una carga considerable para las familias y la sociedad, Importante factor de riesgo para la muerte antes del primer año de vida y para la discapacidad neurológica y del desarrollo a largo plazo. La corioamnionitis es ahora reconocida como una causa de parto prematuro espontáneo. Es especialmente frecuente en pacientes con baja gestación, con una incidencia inversamente proporcional a la edad gestacional; hasta El 80% de los niños nacidos a las 23 semanas de gestación tienen evidencia de corioamnionitis.

CORIOAMNIONITIS CLÍNICA E HISTOLÓGICA

La definición y los criterios de la corioamnionitis clínica han sido inconsistentes entre los estudios. Además de ser inespecíficos, los signos y síntomas de corioamnionitis se encuentran en algunos casos (generalmente los casos más graves) e incluyen: fiebre y taquicardia, leucocitosis o aumento de la proteína C reactiva, sensibilidad uterina, y descargas vaginales malolientes. Cuando el feto está directamente expuesto a la Inflamación del líquido amniótico o de la circulación placentario-fetal, la corioamnionitis Se conoce como síndrome de respuesta inflamatoria fetal (FIRS). El feto puede luego mostrar taquicardia. La funisitis y el aumento de la interleucina 6 de la sangre del cordón umbilical (IL-6) son considerados como reflejo del extremo más grave del FIRS. Otros marcadores sanguíneos, principalmente citoquinas proinflamatorias, también se cree que reflejan FIRS: IL-1 y factor de necrosis tumoral (TNF – a).

La corioamnionitis clínicamente definida se correlaciona mal con hallazgos histopatológicos, por lo tanto, el examen placentario es el examen diagnóstico de la corioamnionitis Los tejidos placentarios normalmente estériles que son invadidos por patógenos, que por lo general puede detectarse mediante cultivo o reacción en cadena de la polimerasa, muestran signos típicos de un proceso inflamatorio agudo. La Infiltración por las células polimorfonucleares (neutrófilos) es la característica más destacada. Los Neutrófilos pueden encontrarse en diferentes tejidos o espacios maternos, así como en la placenta fetal en las membranas o dentro de las paredes de los vasos sanguíneos. Cariorrexis, necrosis, desechos y la degeneración de las células del músculo liso vascular está presente en los casos más graves. Muchos estudios previos han informado de asociaciones inconsistentes entre corioamnionitis y diferentes resultados pos natales.  Esta revisión se centra principalmente en las asociaciones de corioamnionitis con lesión cerebral y resultados neurológicos.

Continuar leyendo: Chorioamnionitis in the Pathogenesis of Brain Injury in Preterm Infants

Las estrategias de ventilación en la lesión por inhalación en pediatría

Chong Tien Goh, Stephen Jacobe. Paediatric Respiratory Reviews 20 (2016) 3–9
La lesión por inhalación aumenta la morbilidad y la mortalidad en víctimas de quemaduras. Mientras que los retos de diagnóstico en gran medida clínica, la broncoscopia también es útil para diagnosticar y clasificar la gravedad de cualquier lesión. La lesión por Inhalación es consecuencia de la lesión térmica directa o irritación química de las vías respiratorias, por toxicidad sistémica de sustancias inhaladas, o una combinación de estos factores. Mientras que la intubación endotraqueal es esencial en los casos en los que puede producirse una obstrucción de las vías respiratorias superiores, tiene sus propios riesgos y no deben llevarse a cabo como profilaxis en todos los casos de lesión por inhalación. La base de evidencia informada  en la selección de estrategia óptima  de ventilación en la lesión por inhalación es escasa, y la mayoría de las recomendaciones se basan en la extrapolación a partir de estudios (en su mayoría adultos) en el síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA). La ventilación convencional utilizando un enfoque de la protección del pulmón (es decir, bajo  volumen corriente, la presión meseta limitada, e  hipercapnia permisiva ) se recomienda como el enfoque inicial, si se requiere ventilación invasiva; varios estrategias de  rescate pueden llegar a ser necesarias si hay una mala respuesta. La eficacia de muchos que utilizan ampliamente los adyuvantes farmacológicos en la lesión por inhalación sigue siendo incierto. Se requiere con urgencia más investigaciones para hacer frente a estas lagunas en nuestro conocimiento.
Aproximadamente el 10-30% de los pacientes hospitalizados por quemaduras tienen una lesión por inhalación concomitante, y la lesión por inhalación es un factor de riesgo significativo para el aumento de la mortalidad y morbilidad en pacientes adultos y pediátricos quemados. 
La lesión por inhalación aumenta el riesgo de neumonía, y su contribución a la  mortalidad son independiente y aditivo.  A diferencia de la piel dañada que puede ser cubierta y se injerta, el manejo de la lesión por inhalación es principalmente de apoyo, con la atención para proteger a los pulmones de la lesión secundaria. En este artículo se revisará y se centrará en las estrategias de asistencia respiratoria, y, en particular, estrategias de ventilación, para los niños con lesiones por inhalación.

Terapia de alto flujo nasal para infantes pretérminos: revisión de las pruebas en neonatología

MANLEY BJ;  Clinics in perinatology 2016 vol 43; Nro. 4; págs: 673-691

PUNTOS CLAVE
  • No hay pruebas suficientes para que la terapia  de alto flujo nasal  (HF) sea utiliza da como soporte respiratorio primario para los recién nacidos prematuros.
  • La HF es equivalente a la presión nasal positiva continua en vía aérea (CPAP) como apoyo en la postextubación  de los recién nacidos prematuros, pero hay pocos datos disponibles en extremadamente prematuros de bebés nacidos  antes de las 28 semanas de gestación.
  • No hay pruebas suficientes para recomendar el uso de HF hacia el destete de la CPAP en recién nacidos prematuros con displasia broncopulmonar o en evolución establecida.
  • HF puede prolongar la duración de la asistencia respiratoria en neonatos prematuros cuando se utiliza en lugar de la CPAP, pero no parece aumentar el riesgo de displasia broncopulmonar.
  • El uso de HF reduce las tasas de traumatismo nasal en neonatos prematuros en comparación con CPAP, y no aumenta el riesgo de neumotórax
La presión nasal positiva continua (CPAP) es un pilar de la asistencia respiratoria no invasiva  en neonatos prematuros, y ha sido bien estudiada en ensayos clínicos. Aunque su beneficios son bien reconocidos, la aplicación efectiva de la CPAP en recién nacidos prematuros requiere cuidados de enfermería altamente cualificados debido a las interfaces voluminosas utilizadas y la necesidad de minimizar la fuga de aire. El uso de CPAP en recién nacidos prematuros se ha asociado con neumotórax, distensión abdominal gaseosa, y lesión de la nariz. Se han buscado alternativas más simples y mas suaves, las alternativas como el alto flujo nasal calentado y humidificado.

La terapia se ha convertido en un popular  modo de asistencia respiratoria no invasiva para bebés y niños con enfermedades respiratoriasEn neonatología, el uso de HF en los países desarrollados ha aumentado de forma espectacular en los últimos 6 años.
En la Red Neonatal de Australia y Nueva  Zelanda  recientemente informó que más de la mitad de los recién nacidos muy prematuros que nacen con menos de 30 semanas de gestación habían recibido tratamiento con HF. sistemas de alta frecuencia utilizado en los ensayos aleatorios en recién nacidos prematuros, como el flujo de precisión (Vapotherm Inc, Exeter, NH) y Optiflow sistemas junior (Fisher and Paykel Healthcare, Auckland, Nueva Zelanda), son capaces de entregar de mezcla de oxígeno y aire  calentado  y humidificado.
Además de la acumulación de pruebas de eficacia y seguridad, el creciente uso de HF para el tratamiento de los recién nacidos prematuros es también debido a otros beneficios percibidos más que la CPAP. Estas incluyen, la interfaz más sencilla, que se describe como más fácil de aplicar que la CPAP, y se ha demostrado que es más cómodo para los bebés y preferido por los padres y enfermeras. HF debe de demostrar ser una alternativa segura y efectiva a la CPAP, especialmente como soporte respiratorio primario después de la admisión a la guardería, se trata de una terapia prometedora sobre todo en países en desarrollo. A pesar de que HF se ha integrado rápidamente en cuidados intensivos neonatales, es sólo en los últimos años que existen pruebas disponibles de ensayos clínicos aleatorios más grandes de lo que la HF se ha convertido.
En este artículo se discute la evidencia para el uso de HF en recién nacidos prematuros en comparación con otros soportes no invasivas de estos ensayos para diferentes indicaciones clínicas.
Continuar leyendo el documento original AQUI

Base fisiológica para la presión positiva continua Nasal, alto flujo con cánula nasal humidificado y calentado, y la ventilación nasal

Dysart, K.C. CLINICS IN PERINATOLOGY Vol. 43 Nr. 4 Página: 621 – 631

Las modalidades de apoyo no invasivas están cada vez más presentes en el cuidado de los recién nacidos en una amplia variedad de enfermedades. A medida que los médicos han logrado evitar la intubación y ventilación mecánica en los recién nacidos prematuros y de término, las tecnologías disponibles para apoyar a estos grupos han crecido. A pesar de este rápido crecimiento que se pueden dividir en 3 grandes categorías de apoyo, todo intento se limita a entregar  presión de soporte a la nasofaringe en las dos fases de la respiración espontánea. El objetivo de todas las terapias es estabilizar un grupo heterogéneo de trastornos con algunas patologías comunes y evitar modalidades de apoyo invasivos.

Puntos Claves

  • Las modalidades de apoyo no invasivas utilizan diferentes aplicaciones y mecanismos de participación, pero sus mecanismos fisiológicos de apoyo son  similares.
  • Todos los modos de  apoyo ayudan a los proveedores  a evitar la ventilación mecánica y las lesiones asociadas a los pulmones y las vías respiratorias.
  • Ninguna de las modalidades puede alcanzar la meta ideal de ser la terapia adecuada para todos los pacientes a través del espectro de la edad y la enfermedad tratada en la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos
El control de la ventilación es un sistema de retroalimentación complejo entre el sistema nervioso central y los pulmones a través del resultado de la ventilación alveolar que conduce a la tensión  normal de gas y el pH en un estado saludable. En un estado de enfermedad, la insuficiencia de oxígeno o  las concentraciones de dióxido carbono elevadas dan como resultado respuestas anormales en la sangre y en el bucle de realimentación dando lugar a cualquier incapacidad para corregir las anomalías o cese de la respiración. Las concentraciones de oxígeno baja en la sangre estimula los quimiorreceptores tanto en la carótida y los cuerpos de la aorta, mientras que las concentraciones elevadas de dióxido de carbono de manera similar elevan las concentraciones de dióxido de carbono en el líquido cefalorraquídeo. Estos cambios estimulan los quimiorreceptores centrales en el centro respiratorio medular a través de la señalización  de los nervios glosofaríngeo y nervios vagos. En respuesta, los nervios frénicos e intercostales, a través  del tracto corticoespinal descendente, estimulan la respiración más frecuentemente. Los mismos estímulos conducen a un aumento en la amplitud de la respiración, lo que conduce en última instancia a un aumento del volumen tidal. Estos cambios en última instancia conducen a un aumento de la ventilación minuto con la tendencia general a la normalización de la presión parcial de dióxido de carbono y el oxígeno con el impacto secundario de equilibrar el pH de la sangre.
Es bien sabido que los recién nacidos tienen una respuesta anormal a través de estos vías para acceder a las crecientes presiones parciales de dióxido de carbono y la caída de las concentraciones de oxígeno. La mayoría de los neonatólogos se centran en la relación entre presiones parciales ascendente y descendente  de dióxido de carbono en los patrones de respiración del recién nacido. Cuanto más prematuro es un bebé nacido, más probable es que el bebé va a tener apnea significativa.
Esta es la apnea en gran parte relacionada con la incapacidad del niño prematuro de responder con una respuesta lineal normal al aumento de presiones parciales de dióxido de carbono. Una de las terapias medicinales más comunes a disposición del neonatólogo, la cafeína, se dirige directamente a esta respuesta anormal, normalizando la pendiente cercana a la de los recién nacidos prematuros sanos sin apnea, o los bebés a término.
Los neonatos también demuestran una anormalidad importante en la forma en que responden a la hipoxemia. Aunque la respuesta inicial de los recién nacidos es aumentar la actividad respiratoria, y por lo tanto la ventilación minuto, esta respuesta es sólo temporal. Después de aproximadamente 1 a 2 minutos, los recién nacidos tienen depresión hipoxémica del impulso respiratorio. Esto resulta en el retorno a su estado inicial o incluso la depresión de la actividad respiratoria. Esta paradójica respuesta puede desempeñar un papel importante en la apnea observada en los recién nacidos prematuros.
Por último, es importante tener en cuenta el impacto de la permeabilidad de la vía aérea nasofaríngea y receptores de estiramiento pulmonares, y la interacción que tienen en sincronización respiratoria y mantenimiento de la ventilación por minuto. Los recién nacidos que sufren de apnea a menudo experimentan obstrucción de la vía aérea superior. Esta obstrucción puede estar relacionado con el control interrumpido en la capacidad del neonato para mantener una vía respiratoria superior patente en pro de  un tejido más compatible. La combinación de este y el movimiento anormal de la activación  de músculo faríngeo, en comparación con la contracción del diafragma, puede predisponer a que la vía aérea superior colapse. Los receptores de  estiramiento pulmonar también desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la inflación pulmonar apropiada, y en la prevención de la sobredistensión. Estos pueden ser un importante mecanismo a través del cual los enfoques terapéuticos discutidos aquí tiene  influencia en la sincronización respiratoria y apnea.
Aunque claramente el enfoque medicinal con cafeína es el más común en tratamiento de la apnea del prematuro, los médicos suelen utilizar todos los dispositivos no invasivos disponibles. Aunque la sincronización con el esfuerzo respiratorio del bebé es innecesario para terapias como de alto flujo cánula nasal y presión positiva continua nasal (CPAP), el tratamiento de la apnea con ventilación nasal ha sido limitado por la incapacidad para que coincida con el esfuerzo respiratorio del bebé. Como será discutido en otra parte de este problema, específicamente para la ventilación nasal, el uso emergente de la ventilación asistida neural (NAVA) ofrece la esperanza de sincronización para futuras aplicaciones y ensayos clínicos.

Ictericia, fototerapia y el daño del ADN en los recién nacidos a término.

Ramy, N.; Ghany, E.A.; Alsharany, W.; Nada, A.; Darwish, R.K.; Rabie, W.A.; Aly, H.
Rev. Journal of Perinatology 2016 Vol. 36 Nro. 2 Página: 132 – 6

La fototerapia es el abordaje terapéutico estándar para la hiperbilirrubinemia neonatal. Los efectos oxidativos de la fototerapia pueden tener efectos perjudiciales potenciales, incluyendo daño en el ADN. La bilirrubina no conjugada (UCB) también podría poseer un potencial antigénico tóxico. La fototerapia intensiva es más eficaz que la fototerapia convencional en el tratamiento de la hiperbilirrubinemia. Este estudio tuvo como objetivo evaluar el impacto de la hiperbilirrubinemia y los dos tipos diferentes de fototerapia en el daño del ADN en las células mononucleares de sangre periférica de los recién nacidos. Diseño del estudio: El estudio se realizó en recién nacidos a término con hiperbilirrubinemia y  control no hemolítico en recién nacidos sanos. La genotoxicidad se evaluó mediante electroforesis en gel de una sola célula (ensayo cometa) en células mononucleares periféricas.Las muestras de sangre se obtuvieron en la inscripción en todos los niños y después de la fototerapia intensiva o convencional en neonatos con ictericia. RESULTADO: daño en el ADN no difirió significativamente entre los recién nacidos con ictericia y no con ictericia (11,4 ± 8,7 y 10,9 ± 8,3 unidades arbitrarias (UA), respectivamente, P = 0,58). Se incrementó significativamente después de la exposición a la fototerapia en comparación con los valores pre fototerapia  (45,6 ± 14,7 vs 11,4 ± 8,7 UA, respectivamente; p <0,001).La duración de la fototerapia se correlacionó positivamente con los marcadores de daño en el ADN (r = 0,86, p <0,001); Sin embargo, la intensidad de la luz utilizada no impactó significativamente genotoxicidad. CONCLUSIÓN: La hiperbilirrubinemia no influye en el daño del ADN, mientras que la fototerapia convencional e intensiva se asocia con daño del ADN en recién nacidos a término con hiperbilirrubinemia.

Articulo Original: Jaundice, phototherapy and DNA damage in full-term neonates

¿Qué relación existe entre los niveles reducidos de vitamina D y el desarrollo de rinitis alérgica?

Artículo original: Vitamin D levels in allergic rhinitis: a systematic review and meta-analysis. Kim YH, Kim KW, Kim MJ y colaboradores. Pediatr Allergy Immunol. 2016; 27: 580-90.

PRINCIPALES RESULTADOS

Suplementos de vitamina A para la prevención de la displasia broncopulmonar en prematuros

Fuente: Vitamin A Supplementation for the Prevention of Bronchopulmonary Dysplasia in Preterm Infants An Update

La displasia broncopulmonar (DBP) es una complicación frecuente de parto prematuro y se asocia con una morbilidad significativa. Los Suplementos de vitamina A se han sugerido como una medida preventiva contra la potencial DBP, debido a su papel en la maduración de los pulmones y porque los recién nacidos prematuros son particularmente predispuestos a deficiencia de vitamina A. El objetivo de esta revisión fue determinar si la suplementación con vitamina A reduce el riesgo de DBP en los recién nacidos prematuros. Se realizaron búsquedas en las bases de datos PubMed, CINAHL, y Web of Science   con las palabras clave “displasia broncopulmonar”, “vitamina A” y “recién nacidos prematuros” y en un periodo de tiempo de 2006 a 2016,  se seleccionaron 4 estudios para su revisión para los criterios de inclusión . Sólo 1 estudio encontró una reducción significativa en el riesgo de DBP asociado con la administración de suplementos de vitamina A; Sin embargo, 2 estudios indicaron un beneficio no significativo y pueden haber tenido el poder suficiente para demostrar significación estadística. Un estudio reveló un aumento del riesgo de sepsis asociada con la administración de suplementos de vitamina A (para los bebés que pesan > 1.000 g al nacer), pero sin ningún riesgo se observó con la administración de suplementos de vitamina A en los otros estudios. Debido a que la administración intramuscular de vitamina A ha mostrado un beneficio con el mínimo riesgo, se justifica la suplementación continua para los neonatos prematuros. Futuros estudios destinados a evaluar grupos infantiles que tienen más probabilidades de beneficiarse de los suplementos (basado en el peso de nacimiento u otras condiciones), así como la determinación de la dosificación óptima y reducir al mínimo las inyecciones, sería beneficioso.

 

Apoyo no invasivo : ¿Realmente Disminuye la displasia broncopulmonar?

Clyde J. Wright MD, Richard A. Polin MD  Clinics in Perinatology Volume 43, Issue 4, December 2016, Pages 783–798

Puntos clave

  • La incidencia de displasia broncopulmonar (DBP) y la muerte o DBP se reduce con el inicio temprano de la presión nasal positiva continua en vía aérea (CPAP).
  • No hay ningún beneficio en la incidencia de DBP a la utilización de la administración profiláctica o “temprana” de surfactante.
  • La mejor manera de administrar CPAP es desconocida; Sin embargo, puede haber diferencias considerables en la eficacia de varios dispositivos de CPAP.
  • la inflación prolongada de los pulmones puede aumentar la tasa de éxito de CPAP, pero no puede disminuir la incidencia de DBP si se necesita ventilación con presión positiva.
  • Los beneficios de la administración de agente tensioactivo a través de un catéter de plástico requiere más investigación.

La displasia broncopulmonar (DBP) es la complicación más grave y frecuente de la ventilación mecánica en el recién nacido, lo que resulta en un aumento de la morbilidad y la mortalidad. La primera descripción de DBP por Northway y colegas ha identificado el uso  de oxígeno  y ventilación mecánica prolongada de los recién nacidos prematuros con síndrome de dificultad respiratoria (SDR) como los principales factores etiológicos. En 1987, Avery y sus colegas encuestaron 8 hospitales con poblaciones significativas de prematuros que pesan entre 700 a 1500 g para comparar los resultados respiratorios. DBP se definió como la necesidad de oxígeno suplementario a los 28 días de vida. La Universidad de Columbia (bebés hospital) tuvo el menor porcentaje de recién nacidos que necesitan oxígeno a los 28 días y 3 meses de vida que no fue explicada por otras variables. La conclusión de ese estudio de observación fue que la intervención temprana con la presión de distensión continua, la reducción de la dependencia de la ventilación mecánica, y la falta de uso de relajantes musculares con ventilación mecánica fueron prácticas que parecían mejorar los resultados. En los años siguientes, una serie de intervenciones han sido estudiados y utilizados clínicamente en un intento de disminuir el riesgo de DBP. Estos incluyen la vitamina A, corticoides prenatales y posnatales, y cafeína. Probablemente como resultado, la incidencia de la forma grave de la DBP ha disminuido, aunque la incidencia genera del DBP se ha mantenido relativamente estable. Desde las primeras observaciones de Avery y sus colegas, y los cambios en la incidencia de DBP,  es algo sorprendente que el uso de CPAP no se ha generalizado.Esta revisión cualitativa resume la evidencia que apoya el uso de la ventilación no invasiva para disminuir la incidencia de DBP y define las mejores prácticas para aumentar la utilización con éxito de la CPAP.

Leer texto completo: Noninvasive Support : Does It Really Decrease Bronchopulmonary Dysplasia?